Cóctel White Russian

Receta White Russian
Índice
  1. Historia del Cóctel White Russian, también conocido como el Ruso Blanco.
  2. Receta del White Russian, combinado de sabor dulce y cremoso
  3. Preparar un White Russian es muy sencillo. Son pocos ingredientes y no necesita mucha elaboración.
  4. Una bebida con base de Vodka y Licor de café
  5. Ingredientes de este cocktail digestivo
  6. Como preparar un White Russian
  7. Variantes de este cóctel con base de Vodka
  8. Estos combinados también pueden interesarte

Historia del Cóctel White Russian, también conocido como el Ruso Blanco.

El origen del White Russian está en la creación de otro cóctel, el Black Russian. A pesar de llevar Russian en el nombre, ninguno de los 2 cócteles tiene origen ruso. Se les llama así por tener el Vodka como protagonista.

El Black Russian lo inventó en 1949 Gustave Tops, barman del hotel Metropole de Bruselas. El bar de este hotel de 5 estrellas es uno de los lugares más elegantes de la capital belga. Por su barra han pasado políticos, grandes empresarios, actores y miembros de la realeza de todo el mundo.

A finales de los años 40 lo frecuentaba mucho Perle Mesta, millonaria y embajadora de Estados Unidos en Luxemburgo. Y Tops creó el Black Russian en su honor.

Como su sabor se consideraba demasiado fuerte para todos los paladares, se le añadió la nata, creando un nuevo sabor más suave y cremoso que el original. Así fue como nació el White Russian.

Con el tiempo, este combinado se ha hecho incluso más famoso que el Black Russian. Esta popularidad ha sido, en buena parte, gracias al cine. En El Gran Lewoski, Jeff «The Dude» Lebowski, el protagonista, interpretado por Jeff Bridges, toma varios White Russian durante toda la película. También aparece en Catwoman. La enemiga de Batman pide este combinado, pero sin hielos, sin Vodka y sin Licor de café, es decir, pide un vaso solo con la nata.

Receta del White Russian, combinado de sabor dulce y cremoso

Preparar un White Russian es muy sencillo. Son pocos ingredientes y no necesita mucha elaboración.

Como hemos dicho antes, este cóctel lleva Russian en el nombre por tener como base el Vodka. Es importante que el Vodka que escojas sea calidad. El cóctel tiene que tener la potencia del Vodka, pero su sabor no tiene que eclipsar a los otros ingredientes.

Al Vodka le acompaña el Licor de café. Para que tu White Russian esté fuerte, puedes utilizar Kahlúa, un Licor de café mexicano que lleva, además, ron y azúcar. Si quieres conocer más recetas con vodka, pincha aquí.

Otro ingrediente indispensable es la nata. De hecho, su nombre viene por la capa blanca que cubre al combinado. La receta del White Russian permite cambiar la nata por leche o leche condensada. Si lo prefieres, también puedes montar la nata antes de ponerla en el cóctel.

Una bebida con base de Vodka y Licor de café

Para decorar el cóctel, se le añade canela. No solo hace que tenga un aspecto más sofisticado, sino que aporta un aroma irresistible. Si te gustan más los matices amargos, la canela la puedes sustituir por granos de café.

El White Russian es un combinado que se hace directamente en la copa en la que se sirve. En este caso, es un vaso Old Fashioned. Si no se remueve mucho, es un preparado a capas, con la nata no mezclándose con los licores.

Como ocurre con todos los cócteles que se sirven en copas Old Fashioned, el White Russian es un trago corto. Se trata de un cóctel digestivo. Su dulzura hace que el mejor momento del día para beberlo sea después de una comida o cena.

Se prepara en las rocas, es decir, se añade el alcohol sobre hielo. Por esta razón, es un cóctel que, generalmente, se toma frío. Sin embargo, también se puede servir caliente. Esto se consigue calentando la nata antes de añadirla al combinado. De esta manera, podrás seguir disfrutando de un White Russian en una fría tarde de invierno.

Ingredientes de este cocktail digestivo

50 ml. de Vodka

20 ml. de Licor de café

30 ml. de nata líquida

Hielos

Este combinado contiene: 216 calorías

El cálculo de las calorías es orientativo.

Como preparar un White Russian

Comenzamos poniendo varios cubitos de hielo a un vaso Old Fashioned.

A continuación, añadimos el Vodka y el Licor de café.

El siguiente paso es añadir la nata líquida muy lentamente para que quede como una capa sobre la bebida.

Después, removemos con cuidado.

Y, para terminar, ponemos un poco de canela por encima para aromatizar.

Variantes de este cóctel con base de Vodka

El White Russian nació como una variante del Black Russian, un famoso combinado hecho de Vodka y Licor de café. Este cóctel se ha convertido en todo un clásico y es el origen de toda una familia de cócteles apellidados “Russian”.

Por ejemplo, cuando a la mezcla de Vodka y Licor de café se le añade un refresco de cola, es un Dirty Black Russian. Y si el Licor de café se sustituye por Brandy de cereza, es un Red Russian.

También está el Green Russian, que lleva crema de menta en lugar de Licor de café. O el Brown Russian, hecho con Vodka, Licor de café y Ginger Ale.

Otra variante del White Russian es el Cuban White Russian, en el que el Vodka se cambia por Ron. Y el Blind Russian, que lleva Baileys en lugar de nata líquida.

Por otro lado, está el Mexican White Russian, un cóctel hecho de Vodka, Licor de café y horchata.

Por último, el California Russian, en el que a la combinación del Black Russian se añade Cointreau y una rodaja de naranja.

Estos combinados también pueden interesarte

4.8/5 - (18 votos)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para que podamos ofrecerte la mejor experiencia de usuario posible. La información de las cookies se almacena en tu navegador y realiza funciones tales como reconocerte cuando vuelves a nuestra web o ayudar a nuestro equipo a comprender qué secciones de la web encuentras más interesantes y útiles. Más información